viernes

Mamá

Mamá fue un corto que terminó por convertirse en una película. Ambos trabajos, dirigidos por Andrés Muschietti comparten nombre, siendo el film una producción hispano-canadiense protagonizado por Jessica Chastain y Nikolaj Coster-Waldau (Jaime Lanister de toda la vida).


Guillermo del Toro abala y produce esta película con críticas dispares, habiendo quien la compara con El Exorcista y quien la tacha de bodrio integral.

La historia;

Tras cometer varios asesinatos un hombre de negocios (Nikolaj Coster-Waldau) secuestra a sus dos hijas Victoria y Lilly. Después de sufrir un accidente de coche lleva a las niñas a una cabaña que encuentra en el bosque donde, al pretender quitarles la vida, es atacado por una extraña criatura.
Cinco años después, Lucas, el bohemio tío de las niñas (Nikolaj Coster-Waldau otra vez again), no cesa en su búsqueda contando para ello con un par de rastreadores. Cuando el presupuesto para esta misión parece llegar a su fin, los buscadores dan con las dos niñas llevándolas de vuelta a la ciudad.

La tía materna de las niñas lucha por su custodia  pero Lucas y su rockera pareja Annabel (Jessica Chastain) se llevaran el gato al agua tras contar con el apoyo del Dr. Dreyfuss (Daniel Kash). Gracias a éste, la joven pareja no sólo conseguirá la custodia de las dos menores sino también un casoplón donde vivir, todo por cortesía de un doctor demasiado interesado en descubrir la verdadera historia de estas dos hermanas que inexplicablemente han sobrevivido solas en el bosque tantos años.
Pronto Dreyfuss empezará a sospechar que las niñas contaron con ayuda de alguien sin imaginarse que no han regresado solas.




Después del fiasco de Django Desencadenado, Mamá me pareció una bendición caída del cielo. No voy a llegar tan lejos como para compararla con el Exorcista aunque si me gustaría hacer una mención a esto:


A la derecha el plano de una de las secuencias eliminadas de la primera versión de El Exorcista, siendo recuperada años después en El Exorcista, el montaje del director. Y la izquierda un plano de la película Mamá.
Cuando la versión extendida de El Exorcista vio la luz muchos consideraron la bajada de Regan por las escaleras más un gag cómico que una secuencia aterradora. Pues bien, hoy en día el recurso de los seres con forma humana adoptando posturas imposibles es algo bastante utilizado en el cine de miedo con resultados aterradores.

Andrés Muschietti o Andy, utiliza este recurso en su película. La mamá en cuestión, y ser monstruoso de esta cinta, adopta la postura que tomó al morir tras tirarse por un barranco golpeándose brutalmente antes de llegar al agua. Su pelo, al igual que en el corto, no cae de forma natural, sino que se eleva por encima de su cabeza como si toda ella estuviese todavía sumergida en su tumba de agua.

Mamá da mucho miedo, pero en si, Mamá no es una película de terror al uso.

Me explico, casi todas las películas de terror buscan asustar sin escatimar para ello en diferentes recursos más o menos manidos. Es tal el ansia por asustar al espectador que muchas de estas cintas dan poca importancia a la historia, la cual termina siendo resuelta malamente en el último minuto. Siendo sincera pensaba que Mamá iba a ser algo así y me equivoque.

Desde el principio vemos al monstruo de esta película y durante todo el film, no a última hora deprisa y corriendo conocemos a Mamá; su historia, sus necesidades, sus intenciones. Eso hace que no pierdas tanto el tiempo haciendo cabalas mentales sobre lo que estás viendo sino que la tensión aumente al tener suficiente información como para llegar a la conclusión de que lo que estás viendo no puede terminar bien.

Al final Muschietti se decanta por un final agridulce que no deja indiferente.

Mamá me gustó, aunque he de reconocer, una semana después de haberla visto que tiene, a mi juicio, algún posible fallo, siendo el personaje de Lucas el principal.
Muschietti da a entender que éste va a ser el personaje conductor de la película para mandarlo al banquillo a mitad de partido e incorporarlo por los pelos justo antes del final.


Sinceramente, creo que Lucas sobra en esta película. Bastaba con que Annabel fuese la tía por parte paterna de las niñas y no la novia que se alegra cuando el Predictor le da negativo para luego convertirse en una madre abnegada. Tal vez el buscar ese proceso en ella hizo que el bosque no dejará ver los árboles, dándole demasiada importancia a Lucas, un personaje que de existir debería haberse mantenido en un quinto plano, tal vez como el novio a deseo de tener una familia que convence a Annabel para luchar por la custodia de las niñas, que han sido encontradas en el bosque, sabiendo como sabemos que ésta se alegra por no quedarse embarazada, aunque a Lucas le diga lo contrario...

Por lo demás Mamá me gustó bastante y me sorprendió positivamente. De darle una calificación sería de 7 sobre 10 en la escala Ataunowich. Una película interesante para los amantes del terror sin llegar a ser no apta para cardíacos.

1 comentario: